La firmeza de España

La política exterior de España del último siglo ha sido un desastre, unas veces por exceso y otras por defecto. Para activar esa firmeza de la que habla el presidente deberíamos exhibir la potencia de un mastín, la serenidad de un carlino y el mal carácter de un yorkshire, y en cambio atesoramos la potencia de un carlino, la (escasa) serenidad de un yorkshire y el carácter de un perezoso y bonancible mastín.

El guirigay

Sindicatos que convocan una huelga para protestar por los recortes del gobierno al tiempo que ellos mismos aplican severos recortes entre sus trabajadores. Un partido de izquierdas, ahora en la oposición, que acabó haciendo políticas de derecha cuando gobernaba, hace tan solo un año. Un gobierno de derechas que lleva a cabo políticas que hace poco consideraba aberrantes. Un rey que dice sentirse muy preocupado por el devenir del país y que días después aparece en Botsuana, feliz, cazando elefantes. Un diputado que asalta supermercados.

La España de Mou

Mou
José Mourinho. Fuente de la imagen

 

“Los países, como los entrenadores de fútbol, eligen su manera de estar en el mundo. Si bien naciones como Suiza practican el juego de Vicente del Bosque, España ha optado por fomentar con tenacidad histórica una filosofía mourinhista. Mientras los pacíficos suizos se dedican a hacer relojes, los españoles, eternos capitanes Alatristes, hacemos la guerra dentro y fuera de nuestras fronteras”.

 

LA ESPAÑA DE MOU

Francisco Rodríguez Criado

Hay dos formas de dirigir un equipo de fútbol. Una de ellas, estilo Vicente del Bosque, busca la armonía entre los jugadores, una buena relación con la prensa, el respeto a otros entrenadores y equipos y la pretensión de hacer buen juego y obtener los mejores resultados deportivos posibles. La otra, estilo Mourinho, fomenta la crispación innecesaria con la prensa y a veces entre los jugadores así como el desprecio a los títulos conseguidos por equipos rivales y el menosprecio (ocasional) a otros entrenadores. Ganará o perderá los partidos, pero el afán por la bronca contra los enemigos invisibles nunca se desvanecerá. El primer modelo esquiva problemas gratuitos y el segundo los busca con afán: no puede vivir sin ellos.

Sigue leyendoLa España de Mou

narrativa_newsletterp