Los mejores 1001 cuentos literarios de la Historia: “Sredni Vashtar”, de Saki

Saki, seudónimo del escritor inglés Hector Hugh Munro (1870-1916). Fuente de la imagen

 

Tanscribo un párrafo de “La ilusión de creer”, título del primer capítulo de La vida eterna (Ariel, 2007), de Fernando Savater. En este ensayo sobre las religiones, el autor vasco apuntala sus tesis, como suele ser habitual en él, apoyándose en referencias literarias. En este caso el cuento de Saki, “Sredni Vashtar”, le sirve a Savater para ilustrar el deseo de venganza que, en su opinión, pueden colmar las religiones.
En 1940 Adolfo Bioy Casares hizo la primera traducción al castellano de “Sredni Vashtar”. El cuento fue publicado en junio de ese mismo año en la revista Sur, y poco después fue incluido en la hoy famosa Antología de la literatura fantástica, compilada por Borges, Silvina Ocampo y el propio Bioy Casares.

“Entre los deseos más acendrados que las religiones pueden colmar yo señalaría por ejemplo el de la venganza. La derrota y castigo de los enemigos, la humillación final de los malvados en apariencia triunfadores es un móvil piadoso que estimula sin duda muchas devociones. Su paradigma literario pudiera ser Sredni Vashtar, el espléndido y terrible cuento de Saki en el que un niño huérfano encuentra el dios adecuado para purgar su resentimiento contra quien abusa de su debilidad. Pero no basta con que se haga justicia a quien nos ofende: buscamos además otra forma de amparo. Y así llegamos a la cuestión esencial, la conciencia irremediable de nuestra mortalidad”.

Fernando Savater, La vida eterna, Ariel 2007, pág. 40

narrativa_newsletterp

Los mejores 1001 poemas de la Historia: “Vals fúnebre para Hermengarda”, de Lêdo Ivo

Fernando Savater cierra su ensayo La vida eterna (Ariel, 2007) con una despedida: el poema “Vals fúnebre de Hermengarda”, del escritor brasileño Lêdo Ivo (1924). Ivo es autor de poemas, cuentos, ensayos y novelas. Pertenece a la generación del 45 y es considerado uno de los escritores más importantes de la literatura brasileña actual. Con Réquiem ganó el Premio Casa de las Américas, en la categoría de literatura brasileña, en 2009.