El centro político

el-centro-político
Secuencia de La rosa púrpura de El Cairo

 

Un hombre intenta comprar en la taquilla del cine una entrada para las filas centrales. “Imposible –sentencia el taquillero–, solo hay entradas libres en los laterales”. El respetable espectador averigua que esas entradas no se han agotado; lo que ocurre es que por norma no se venden. La única manera de cumplir sus deseos es adquirir una entrada de pasillo lateral izquierdo o derecho y acomodarse luego en el centro, donde mejor se ven las películas. Si tiene la suerte, claro, de dar con un asiento vacío…

Esta podría ser la imagen política de un país que en los últimos decenios ha estado pilotado nominalmente por las izquierdas y las derechas, que han accedido en ocasiones, y siempre por interés electoralista, a poner a la venta algunas entradas de centro. Hoy día partidos como PP, PSOE y Podemos juegan a ser de derecha (en el primer caso) y de izquierda (en los otros dos) a la vez que de centro. O sea, que pretenden ser una cosa y (casi) lo contrario.   

Sigue leyendoEl centro político

narrativa_newsletterp

Los guapos de la política

Es una gran noticia que España produzca políticos tan guapos. Escribo esto con asombro, pues hasta ahora no había caído en la cuenta de que ser guapo no es óbice para ser político (y viceversa).

Felicitémonos: vivimos en una nación corrupta y esquilmada, pero que al menos va a ser dirigida por un heterogéneo colectivo de figurines que podrían lucir modelito en la Pasarela Cibeles