Good Bye España

good bye lenin, good bye españa
Cartel promocional de Good Bye Lenin!

Good Bye España

Francisco Rodríguez Criado

En España no hay pan para tanto chorizo, rezaba uno de los lemas más aplaudidos del 15-M. Ni pan ni prisiones, a este paso. Si un ciudadano español hubiera estado en coma durante años y se recuperara a finales de 2014 (copio la idea de la película Good Bye Lenin), creería ser víctima de una broma. Algunos personajes mediáticos de este país, esos a quienes antes del coma nuestro hipotético enfermo veía ufanos en los medios de comunicación un día sí y otro también, están ahora en la cárcel, camino de ella o, en el mejor de los casos, sentenciados por la opinión pública. Personajes como Jaume Matas, Francisco Granados, Jordi Pujol y familia, Iñaki Urdangarin o Isabel Pantoja vienen a demostrar que España se ha convertido en un irreconocible lodazal de aguas fecales del que saldremos, con un poco de suerte, con trajes de buzo.

Sigue leyendoGood Bye España

narrativa_newsletterp

El pujolismo extremo

Dicen que los extremos se tocan, y debe de ser verdad, porque resulta que la honorabilidad y la corrupción extremas se dan la mano. Jordi Pujol ha dejado de ser un Honorable, en mayúsculas, para convertirse en un Corrupto mayúsculo, algo que se sabía desde hace mucho, por no decir desde siempre. Pujol ha reconocido haber evadido impuestos durante décadas, pero hay mucho más. Su confesión es solo la punta del iceberg, una pequeña muestra de las malas artes que alimentaron el enriquecimiento ilícito y hasta ahora impune de una familia ávida de dinero y poder.