Opiniones de un corrector de estilo (42): La mala puntuación de García Márquez y de José Saramago

Si algo agradezco a los comentaristas deportivos es que no hablen de literatura nunca (o casi nunca). Todavía me acuerdo, ay, de aquella tarde aciaga en la que, durante la retransmisión de un partido de fútbol, uno de los lumbreras al micrófono dijo muy confianzudo que García Márquez puntúa muy mal. ¡De puro asombro estiré mis orejas a lo bulldog francés! Pero aún faltaba un segundo asalto “cultural”. Ese mismo comentarista -al dictado de un pajarito- dijo minutos después que no era García Márquez quien puntuaba mal sino José Saramago. (¡”Aparten a estos hombres de mi cocaína!”, pensé subiéndome por las paredes. “Puestos a afear fallos gramaticales a escritores, ¿por qué estos comentaristas del deporte rey eligen, ni más ni menos, a dos Premios Nobel de Literatura. Merecerían cien años de soledad por su atrevimiento).