Cuento corto de Juan Gracia Armendáriz: No es hora de fantasmas

Juan Gracia Armendáriz, cuento corto

Cuentos del Jíbaro es una compilación de microrrelatos que Demipage difundió semanalmente a través de correo electrónico durante un año, creando así una comunidad amazónica de lectores invisibles que cada jueves seguía las fabulaciones del autor.

Historias de todo tipo pero siempre interesantes, que sugieren pasados, construyen personajes, presentan situaciones, regalan descripciones. Obras de arte forjadas con palabras y silencio. Dosis homeopáticas de literatura. El libro está dedicado a Silvina que, como su propio nombre indica, es el hábitat natural del jíbaro.

Sigue leyendoCuento corto de Juan Gracia Armendáriz: No es hora de fantasmas

narrativa_newsletterp

Cuento breve recomendado: “Tesoros”, de Juan Gracia Armendáriz

Juan Gracia Armendáriz. Fuente de la imagen

“La literatura nos ofrece la posibilidad de ampliar nuestro horizonte de experiencias; quien haya leído a Primo Levi ha estado en un campo de concentración, quien haya leído a Melville ha luchado con la ballena blanca; quien haya leído a Kafka conoce la afrenta de la exclusión. Ya Platón se dio cuenta de la capacidad de persuasión de los mitos. A mí me gustan los libros que me han cambiado la mirada. Son los que siempre recomiendo. Algunos ejemplos: “Bajo el volcán”, de Malcolm Lowry; “La vida breve”, de Onetti; “La metamorfosis”, de Kafka; “La muerte de Iván Illich”, de Tolstoi; “El pabellón de oro”, de Jukio Mishima; “El factor humano”, de Graham Green, “Crimen y castigo”, de Dostoiveski… “. 

J.G.A

 

TESOROS

(cuento)

Juan Gracia Armendáriz, España (1965)

Algo no marchaba bien, y Ana lo sabía. Hasta aquella tarde de agosto -Gabriel y Andrés estaban lejos, de vacaciones inglesas- sus padres la habían mantenido al margen de los acontecimientos familiares que al final del verano adquirieron el cariz de lo inapelable, igual que se barrunta la tormenta en la humedad del viento levantado: las llamadas telefónicas a medianoche, la venta urgente de la casa, las conversaciones de sus padres en el comedor del abuelo, las visitas del abogado… fueron indicios suficientes para que Ana, pequeña aún, relegada al espacio límbico de la infancia, supiera que los hechos se precipitarían sobre todos ellos con la contundencia de lo inevitable.

Sigue leyendoCuento breve recomendado: “Tesoros”, de Juan Gracia Armendáriz

narrativa_newsletterp