Cuento de Margarita Schultz: Días de agua

Cuento, Margarita Schultz, Días de agua
Fuente de la imagen

Cuento de Margarita Schultz: Días de agua

 

La mujer sentía quemante en su palma derecha el castigo que había dado a su hija esa mañana. Arrebujada en su manta, alimentaba su vigilia en el catre de lona donde dormía cada noche junto a la mesa y el brasero. No sólo la palma le quemaba por ese bofetón, también le ardía el recuerdo de la mirada de su hija, una mirada hecha de incomprensión y de comprensión a la vez.

Los días ‘de agua’ salían cada una con dos latas colgadas de ambos extremos, en sendas varas de sauce. Debían recorrer casi seis kilómetros en medio de la tierra reseca, tratando de mantenerse en la huella, calzadas con unas suelas de cubierta de caucho que habían encontrado a los lados de la ruta, después de mucho buscar, amarradas con tiento de panza de liebre.

Sigue leyendoCuento de Margarita Schultz: Días de agua

narrativa_newsletterp