El Diario Down: Un mundo maravilloso

 

el diario down, un mundo maravilloso, Francisco Rodríguez Criado
Francisco “Chico”. Fotografía: Francisco Rodríguez Criado

Un mundo maravilloso

Francisco Rodríguez Criado

El niño con síndrome de Down está capacitado para hacer muchas cosas. Puede correr, jugar al fútbol, tocar un instrumento musical, leer cuentos, hacer felices a sus padres (faltaría más). Y con mucho empeño y disciplina acabará por mantener limpia su habitación y en un futuro podrá ser concejal o incluso ministro. En fin, un niño con el síndrome de Down puede hacer, a su ritmo, muchísimas de las cosas que hace un niño cromosómicamente normal. Puede hacerlo… si le dejan sus padres. Los especialistas suelen alertar a los progenitores de los más que posibles problemas que conlleva mimar a un niño down. Exigirle poco, mantenerlo entre algodones, hablar bajito para que el niño no sufra la menor contaminación acústica significa añadirle a la larga un rango mayor de discapacidad. Conclusión (con mis palabras, no con la de los especialistas): padres blandos, hijos tontos.

Sigue leyendoEl Diario Down: Un mundo maravilloso

narrativa_newsletterp

Dime cómo escribes y te diré cómo creces

La grafología se está usando hoy día para estudiar la personalidad de los más pequeños, así como posibles patologías e incluso casos de abusos, que se revelan, sutilmente, en su escritura.

Este reportaje fue publicado por Analía de la Llana en el diario Los Andes el 28 de octubre de 2010. 

 

Dime cómo escribes y te diré cómo creces

La grafología es capaz de develar los aspectos de la personalidad de los más pequeños, así como patologías o casos de abuso.  

Ya desde muy pequeños los niños brindan, por medio de la escritura (trazos, garabatos, dibujos), su perfil de personalidad como si se tratara de su propio reflejo. ¿Pero cómo es que alguien tan chico puede, a partir de un análisis profesional, mostrar tanto de sí? Pues la ciencia de la grafología lo explica de una manera integral.

Sigue leyendoDime cómo escribes y te diré cómo creces

narrativa_newsletterp