Historias de amor clandestino. Literatura y pasión

Historias de amor clandestino. Eso es lo que nos trae hoy el periodista y escritor Ernesto Bustos Garrido en un artículo que recoge relaciones sentimentales de escritores como Adolfo Bioy Casares, Silvina Ocampo, Elena Garro, Pablo Neruda, Mario Vargas Llosa, Iván Turgueniev, Emilia Pardo Bazán.

Literatura y pasión, a partes iguales.

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp

Entrevistas en la mochila: Ernesto Bustos Garrido

Ernesto Bustos Garrido.
Ernesto Bustos Garrido. © Fotografía: Gloria Díez

ENTREVISTAS EN LA MOCHILA, por Gloria Díez

¿Tiene un minuto..? Me parece que llevo unas preguntas en la mochila.

Hoy con Ernesto Bustos Garrido

 

Ernesto Bustos Garrido es un periodista chileno de larga trayectoria: a lo largo de su vida profesional ha impartido clases en varias universidades y trabajado en diversos medios informativos, fundamentalmente en “La Tercera de la Hora”. Llegó algo tarde a la narración, pero el lector curioso puede ver alguno de sus cuentos en este mismo blog. Le apasiona tanto atrapar un buen pez como un buen reportaje y aunó ambas aficiones editando y dirigiendo dos revistas, “Solo pesca” y “Cazar&Pescar”.

Buen conocedor de la obra y la figura de Pablo Neruda, Ernesto Bustos se mantiene atento al panorama cultural de su país.

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp

El origen del nombre de Neruda (Segunda parte)

 

Norman Neruda, Pablo Neruda, Erntesto Bustos Garrido
Fotografía 1.- Guillermina, Norman Neruda, Lady Halle, tres nombres, una sola identidad

El origen del seudónimo de Pablo Neruda (Parte II) 

Ernesto Bustos Garrido

Hubo de transcurrir más de sesenta años para que el intríngulis sobre el origen del nombre de Pablo Neruda comenzara a transitar por la senda correcta, por la senda de la luz. En este largo período de tiempo (1920-1981) un dato vago, o como se dice también, una noticia sin fuente, se fue transformando en una verdad a medias y luego en una verdad santa, casi un dogma. Y así permaneció por largas décadas. De este modo, el mundo entero masticó y digirió la hipótesis de que el poeta había tomado su nueva denominación del nombre del escritor checo Jan Neruda (1834-1891).

Sin embargo, la “verdad verdadera” al parecer era otra, pero nunca se buscó con acuciosidad. Se aceptaron como ciertos pareceres, creencias, dichos y comentarios, hasta que la llamada “hipótesis ortodoxa”, la de Jan Neruda, se convirtió en un mito. El mismo poeta contribuyó con sus respuestas imprecisas a afianzar y darle cuerpo a un hecho que carecía de pruebas contundentes. Para dilucidar la incógnita fue necesario que en el curso de los años ochenta algunos estudiosos de la obra de Neruda prestaran atención a los detalles de su existencia, pero particularmente a las fechas, a fin de arribar a la verdad, o al menos a una respuesta satisfactoria sobre tan espinudo tema.

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp

El origen del seudónimo de Pablo Neruda (Primera parte)

Pablo Neruda, Ernesto Bustos Garrido
Pablo Neruda. Fuente de la imagen

El origen del seudónimo de Pablo Neruda (Primera parte)

Por Ernesto Bustos Garrido

Pablo Neruda nunca quiso aclarar aquello de su nueva identidad como Pablo Neruda, que adoptó siendo casi un niño, a manera de nombre poético. Muchas veces le preguntaban el origen de esa forma de “apellidarse”, y solía contestar con evasivas, dejando aún más enredado el caso. Existen varias historias -o mejor llamémoslas hipótesis- al respecto. Se ha dicho, no una vez, sino cientos, que él mismo tomó el nombre del escritor checo Jan Neruda, acuciado por la necesidad de enmascarar su propia identidad ante la fobia que su padre le tenía a poetas y escritores. Don José del Carmen Reyes Morales, campesino primero, trabajador ferroviario más tarde, hombre de pocas razones, no quería tener un “artista en la familia; eso jamás”. Sin embargo, lo concreto es que cuando el joven Eliecer Neftalí Reyes Basoalto comienza a autonombrarse Pablo Neruda, allá por finales de 1920, él ni siquiera conocía la existencia del escritor checo Jan Neruda, de quien se dice tomó su apellido. De aquí parten las dudas y nacen las especulaciones sobre tan orejudo tema.

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp

Cuento de Jan Neruda: La mujer que arruinó al pordiosero

 

Jan Neruda, cuento
Escritor checo Jan Neruda. Fuente de la imagen

“La mujer que arruinó al pordiosero” es un cuento del famoso Jan Neruda, el escritor checo cuyo nombre se asoció durante años al nombre de Pablo Neruda. La verdad ortodoxa sobre el  nombre del poeta va en esa línea”.

Ernesto Bustos Garrido

Cuento de Jan Neruda: La mujer que arruinó al pordiosero 

Voy a escribir sobre un hecho triste; pero ante mí es como si viera el rostro alegre del señor Vojtisek, ese rostro sano y luminoso, siempre colorado, que, en especial los domingos, me hacía pensar en la carne asada bañada con manteca fresca, que me agrada mucho. Sin embargo, los sábados también –el señor Vojtisek se rasuraba solo los domingos–, cuando la barba blanca le había crecido de nuevo, como nata espesa ornamentando su rostro apetitoso, el señor Vojtisek tenía una apariencia agradable. Su pelo también era atrayente. En verdad no tenía demasiado: le comenzaba a crecer bajo una pelada redondeada y era considerablemente cano, en parte plateado y en parte tendiendo al dorado, pero fino como seda y rodeando la cabeza con delicadeza. El señor Vojtisek siempre tenía el gorro en la mano y se lo ponía solamente si debía pasar por un lugar excesivamente expuesto al sol. En resumidas cuentas, el señor Vojtisek me agradaba mucho; sus ojos celestes brillaban vivamente y su rostro entero era una especie de gran ojo redondo y sincero.

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp

El saqueo de “La Chascona” y un poema inédito de Pablo Neruda

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Pablo Neruda, Matilde Urrutia
Pablo Neruda y su mujer, Matilde Urrutia. Fuente de la imagen

El saqueo de “La Chascona” y un poema inédito de Neruda

Ernesto Bustos Garrido

Últimamente han aparecido –y seguirán haciéndolo–  escritos de Pablo Neruda. como ha sucedido hace poco con algunos poemas inéditos dedicados a Matilde Urrutia, la tercera y última esposa del poeta. Neruda no siempre fue cuidadoso con sus papeles, lo que hace probable que en algún baúl añoso, dentro de algún libro de muchas páginas y gruesas tapas, aparezcan en el futuro más poemas de su autoría. Algunos miembros de la familia del Premio Nobel, cuando éste falleció, actuaron como aves de rapiña y cogieron lo que pudieron o lo que los militares les dejaron levantar. Este material ha nutrido varias publicaciones y rendido mucho dinero a anónimos coleccionistas.

Y aquí quiero referir una anécdota.

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp

Las páginas negras de los escritores

El escritor William Burroughs mató a su mujer de un disparo en el transcurso de un juego macabro.

 

“Para desvelar la cara más oscura de la literatura, comenzaremos por la historia del novelista William Burroughs, que mató a su esposa durante el transcurso de un absurdo juego a lo Guillermo Tell. El escritor, completamente ebrio, puso una manzana sobre la cabeza de su mujer, pero su puntería falló y no fue a lamanzana lo que alcanzó su disparo… Lo arrestaron pero al poco tiempo fue liberado y continuó con su carrera literaria”.

María Carvajal

LAS PÁGINAS NEGRAS DE LOS ESCRITORES

María Carvajal

Como en la vida real, las más morbosas y enrevesadas historias también se han dado en el mundo de la literatura. Idilios, drogas y otros temas escabrosos son los que conforman la prensa rosa de algunos escritores.
Para desvelar la cara más oscura de la literatura, comenzaremos por la historia del novelista William Burroughs, que mató a su esposa durante el transcurso de un absurdo juego a lo Guillermo Tell. El escritor, completamente ebrio, puso una manzana sobre la cabeza de su mujer, pero su puntería falló y no fue a la manzana lo que alcanzó su disparo… Lo arrestaron pero al poco tiempo fue liberado y continuó con su carrera literaria.

narrativa_newsletterp

Pablo Neruda se muere lentamente en Internet

Pablo Neruda



Ayer recibí por email un poema de Pablo Neruda “incrustado” en un PowerPoint. Detecté dos “pequeños” problemas en ese archivo: 1) su autor dejó alguna que otra falta de ortografía al transcribir el poema del Nobel chileno (no entiendo por qué celebran la obra de un gran poeta si luego la fusilan con faltas de ortografía) y 2), el poema, ay, no era de Pablo Neruda.
No está mal…

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp