Del Lazarillo al Pequeño Nicolás

El Pequeño Nicolás, El Lazarillo
El Pequeño Nicolás con José María Aznar. Fuente de la imagen

Del Lazarillo al Pequeño Nicolás

Francisco Rodríguez Criado 

El caso de las tarjetas opacas viene a demostrar una vez más que, salvando las distancias socio-tecnológicas, seguimos viviendo en los tiempos de El Lazarillo. Nada nuevo bajo el sol: esta es la España corrupta de siempre, la que intenta atragantarse de uvas –o de millones de euros, ya puestos– creyendo que el resto del país está ciego.

Pero aquí viene la buena noticia: no estamos ciegos, no del todo. Y la justicia, tampoco. Algunos juristas han apuntado estos días en los medios de comunicación la posibilidad de que estos pícaros banqueros acaben en la cárcel. No lo harán, claro, pero basta que la hipótesis se comente abiertamente, dejando en el oprobio los nombres de tales advenedizos, para que nos sintamos algo remunerados por tener que habitar en un bosque lleno de lobos.

Sigue leyendoDel Lazarillo al Pequeño Nicolás

narrativa_newsletterp

La publicidad de Artur Mas

Artur Mas, publicidad
Artur Mas. Fuente de la imagen

LA PUBLICIDAD DE ARTUR MAS

Un agente de publicidad al que conozco vagamente me dijo en una ocasión que la publicidad no vende nada que el comprador no deseara comprar previamente. Su tesis autocomplaciente –que supongo secundarán muchos publicitarios– es que la publicidad no crea deseos sino que simplemente se dedica a satisfacerlos.

Sigue leyendoLa publicidad de Artur Mas

narrativa_newsletterp

Paradoja política

 

 

Rubalcaba, Rajoy, Francisco Rodríguez Criado
Rubalcaba y Rajoy. Fuente de la imagen

PARADOJA POLÍTICA

Es una buena noticia que los dos grandes partidos políticos hayan sido castigados en las elecciones europeas a favor de partidos emergentes. PP y PSOE aún no han confirmado las predicciones filosóficas de Simeone (“Lo tenés todo, no tenés nada”), pero caminan a buen ritmo hacia el abismo. Tiempo al tiempo. Son muchos los pecados que ambas formaciones tienen que pagar y el pueblo ni perdona ni olvida.

Sigue leyendoParadoja política

narrativa_newsletterp

Apología de la violencia

 

 

 

 

 

bisontes, Atapuerca, apología, terrorismo
Bisontes en las paredes de Altamira. Fuente de la imagen

APOLOGÍA DE LA VIOLENCIA

Francisco Rodríguez Criado

Mientras los suizos, tan responsables, tumban en las urnas la implantación del salario mínimo más alto del mundo, algunos españoles (demasiados) celebran en Twitter el asesinato de la presidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco al tiempo que desean el asesinato de otros dirigentes del PP. Esta es la España que tenemos. El mero hecho de que debamos debatir si el enaltecimiento del asesinato es o no un delito penal da medida de lo lejos que estamos de ser una democracia civilizada. No todas las democracias lo son. No es lo mismo Suiza que España, un país que sigue dibujando bisontes en Altamira.   

Sigue leyendoApología de la violencia

narrativa_newsletterp

La España de Suárez

La España de Adolfo Suárez,
Adolfo Suárez. Fuente de la imagen

LA ESPAÑA DE SUÁREZ

Francisco Rodríguez Criado

La muerte de Adolfo Suárez, primer presidente de la democracia tras la dictadura de Franco, ha movilizado estos días a los medios de comunicación, muy activos en glosar su figura –salvo excepciones– en términos muy positivos. Ahora bien, etiquetas como “el gigante de la transición española” vienen a demostrar que no solo al ex presidente le fallaba la memoria. No lo olvidemos: Suárez fue un presidente prestigioso –por así decirlo– solo a nivel póstumo. Cuestionado por todos, ninguneado o petardeado por muchos, zancadilleado una y otra vez, fue un gigante de los buenos deseos y de la búsqueda de la reconciliación nacional, sí, pero a fin de cuentas un gigante con los pies de barro a quien le obsesionaba lo imposible: unir a un país virtual como España sin otro denominador común que su afán de desunión.

Sigue leyendoLa España de Suárez

narrativa_newsletterp

Política y adulterio

política, adulterio
John F. Kennedy y una de sus amantes, la actriz Marilyn Monroe. Fuente de la imagen

POLÍTICA Y ADULTERIO

Francisco Rodríguez Criado

Dos cosas caracterizan a los presidentes de gobierno y primeros ministros: la presión inherente al cargo político y la tendencia a mantener relaciones extramatrimoniales con las que tratar de aliviar esa presión. La lista de presidentes varones que han compaginado los sinsabores de la política con los de la infidelidad es interminable. El más famoso es John F. Kennedy, pero no le van a la zaga otros como Clinton, Berlusconi, Sarkozy, Putin, ahora Hollande… Se diría que no hay un solo presidente que se haya librado de frecuentar lechos pecaminosos excepto George Bush, tan ocupado haciendo la guerra que no encontró tiempo para hacer el amor.

Sigue leyendoPolítica y adulterio

narrativa_newsletterp

Entrevista a José Luis Ibáñez Salas, autor de “El franquismo”

José Luis Ibáñez Salas, El franquismo
José Luis Ibáñez Salas, autor de “El franquismo” (imagen cedida por el autor)

 

ENTREVISTA A JOSÉ LUIS IBÁÑEZ SALAS

Hace algunos años entrevisté a José Luis Ibáñez Salas en calidad de editor de libros de historia y de la revista Anatomía de la Historia. En este tiempo se ha embarcado en nuevos proyectos, como el lanzamiento de la editorial Punto de Vista, de la que es socio fundador. Pero la excusa de esta nueva conversación no es hablar sobre su tarea de editor sino de ensayista: hace unos meses publicó en Sílex El franquismo, un estudio que analiza la dictadura de Franco, que duró hasta su muerte, en 1975.

Sigue leyendoEntrevista a José Luis Ibáñez Salas, autor de “El franquismo”

narrativa_newsletterp

El caso Raúl del Pozo

Abundando en su descenso a los infiernos, Raúl del Pozo pidió el pasado sábado en un programa televisivo que el Estado le ponga protección a su amigo Bárcenas. A del Pozo le ciegan la amistad o la ingenuidad: el Estado no debe proteger a Bárcenas sino protegerse de él: por eso está entre rejas. Si él o su familia necesitan protección, es lógico pensar que deben pagársela de su propio bolsillo. Dinero no es lo que ha faltado en esa casa donde el cabeza de familia ha estado robando durante los últimos veinte años: de ahí los millones bien guardados en paraísos fiscales.

Seguimos sin saber

Pero don Mariano no es ni lo uno ni lo otro. Ni apático ni fervoroso. Ni frío ni hooligan. Es simplemente un hombre confianzudo que por la mañana hipoteca al país y por la tarde planta sus posaderas en el palco de un estadio de fútbol mientras se fuma un puro. Tanta ligereza retrata a alguien pagado de sí mismo que se va por la noche a la cama con 100.000 millones de euros que por la mañana no tenía. Cierto que habrá que pagar este préstamo, y con intereses, ¿pero qué más da otro jarro de agua fría cuando ya tenemos el agua hasta el cuello?

Golear en tiempos revueltos

Rajoy les ha pedido a los jugadores de la Selección Española que regresen de la Eurocopa 2012 con un triunfo, porque ello proporcionaría un subidón de moral que haría felices a mucha gente. Las palabras son suyas: subidón, moral, felices, gente. Yo nunca he sido partidario de adjudicarme los éxitos de un equipo deportivo de elite, entre otros motivos porque tampoco me adjudico sus fracasos. Pero no es la digestión de las victorias ajenas como propias lo que me preocupa ni ocupa hoy, sino que sea el gobierno quien nos ponga en bandeja semejante placebo. Ahora resulta que ha de ser un equipo de futbolistas quien levante la moral de los españoles. Si en épocas pasadas este discurso por parte de un presidente del gobierno en días previos al acontecimiento deportivo de turno sonaba a populismo y a aficionado ad hoc, hoy parece una clara petición para que nos acojamos a las consabidas bondades del pan y el circo.