Cuento de Gabriel García Márquez: Un día después de sábado

Un día después del sábado, Gabriel García Márquez
Pájaro muerto

 

El cuento “Un día después de sábado” está incluido en el libro Tres cuentos colombianos (1954) y en Los funerales de Mamá Grande, publicado en 1962 (Xalapa. México-Universidad Veracruzana) junto a “La siesta del martes”, “Un día de estos”, “En este pueblo no hay ladrones”, y “La viuda de Montiel” entre otros.  Con este cuento Gabiel García Márquez obtuvo el primer premio de su vida como escritor. Fue con ocasión de un concurso literario organizado por la Asociación de Escritores y Artistas de Colombia. Julio 1954. El primer lugar le fue otorgado a Gabriel. Segundo, Guillermo Rivas Ruiz con “Por los caminos de la muerte”, y tercero, Carlos Arturo Truque con “Vivan los compañeros”. Los cuentos de Rivas y de Truque fueron publicados recientemente en Narrativa Breve. 

Ernesto Bustos Garrido

Sigue leyendoCuento de Gabriel García Márquez: Un día después de sábado

narrativa_newsletterp

El Diario Down: El mejor premio

Diario Down, Premios, John Lennon
John Lennon. Fuente de la imagen

El Diario Down: El mejor premio  

Recibo una buena noticia: a mi amigo el escritor Emilio Gavilanes le han dado el Premio Tiflos de Novela por Breve Enciclopedia de la infancia, que es, según leo en la prensa, “un recorrido por la infancia de un niño del extrarradio de la ciudad de Madrid”.

No he leído aún la novela, pero estoy seguro de que es merecedora del premio. Diré más: Emilio debería ganar premios más a menudo, pues es un excelente escritor –no lo suficientemente conocido, en parte porque no frecuenta los fastos de la vida literaria.

Recibir un premio es siempre una alegría, sobre todo cuando uno es consciente de haberlo recibido. John Lennon dijo (cito de memoria) que “la vida es lo que te pasa mientras haces grandes planes”. Pues bien, hay veces en que algunos –me incluyo a mi pesar– se agostan anímicamente esperando la resolución de esos grandes planes que nunca llegan a buen puerto y se muestran incapaces de reconocer que la felicidad más serena, la más nutritiva, es la que el destino nos suministra en pequeñas dosis, sin prisas pero sin pausas. 

Sigue leyendoEl Diario Down: El mejor premio

narrativa_newsletterp