Correr sin caminos | Cuento de Rafael Garcés Robles

cuento palenque, Rafael Garcés Robles

Sule corrió con el sol mañanero sobre los arenales que aún guardan las frescuras de los vientos trasnochados y de las aguas del río que bajan de la sierra; ahora es correteado por Yasmina, su hermana menor, y Chioma, el hermano mayor y vigilante de sus travesuras en las aguas profundas y en la tupida selva. Eloy, su padre, era un baquiano canoero pescador, un experto en barequear oro y un consumado aserrador; Mosquera, su apellido, lo había heredado de su amo, el esclavista Egidio Mosquera, quien también lo bautizó con el santo nombre de Eloy

¿Qué pasó con Sterling? | Un relato de Rafael Garcés Robles Robles

Qué pasó con Sterling, cuento latinoamericano

A comienzos de diciembre, cuando ya se sentía el ambiente navideño, llegó un nuevo compañero al grado primero; su nombre es “Esterling”, dijo el profesor al tiempo que lo escribía en el tablero; no profesor, le interrumpió el niño, mi nombre no tiene esa letra que está de primera; ¿así?, le preguntó el maestro mientras borraba la primera letra: “Sterling”; si maestro, así es; el maestro hizo pucheros e inclinó su cabeza, significando incredulidad.

Cuento navideño: La magia de los viejos juguetes | Rafael Garcés Robles

cuento, juguetes de Navidad

Mientras María Petronila escudriñaba viejas fotografías y papeles amarillentos que guardaba como un tesoro en la vieja cartera de cuero heredada de su abuela Faustina, encontró un papel con manchas oscuras y cuarteado por los dobleces del tiempo y del descuido que ella nunca había guardado, sin embargo empezó a sospechar de su memoria, pero concluyó en seguida que alguien le hubiera puesto ese papel en el bolso

Supay. Relato breve de Rafael Garcés Robles

Rafael Garcés Robles, leyendas latinoamericanas

Supay es un semidiós omnipresente que hace maldades por los caminos y pueblos de los Andes. Vive en cuevas inadmisibles, en campos agrestes para seres vivos, viaja con los vientos suaves, emana un olor hediondo; tiene imagen femenina con grandes tetas, sus patas y sus manos poseen tres y hasta cuatro dedos con prolongadas uñas, y su cabeza es coronada con dos grandes y largos cuernos. Es un ser sin ningún atractivo, carente de toda belleza.

La leyenda del río Dos Brazos (cuento de Rafael Garcés Robles)

leyenda del río de los dos brazos, cuento de Rafael Garcés

Al siguiente día, notaron la ausencia de los amantes, tanto en el Gran Templo como en la fortaleza de Pambio. Las orientaciones y las reseñas dadas por los correos cómplices bastaron para encontrarlos. Sobre la piedra que fue su primer y su último nido de amor, fueron hallados muertos. Sus corazones habían sido atravesados por flechas enemigas; sus brazos estaban enganchados y permanecían tomados de las manos, y sus miradas fijas parecían encontrarse en ese cielo donde habita Júpiter.