‘Stefan Zweig: Adiós a Europa’, según José Luis Ibáñez Salas

Stefan Zweig, película

Maria Schrader ha convertido al intelectual suicidado a mediados del siglo pasado Stefan Zweig en El buen soldado Schweik, el personaje del escritor checo Jaroslav Hašek; y yo que nada o casi nada sé de uno y muy poco de otro sólo puedo decir que asistí perplejo a esta película titulada Stefan Zweig: Adiós a Europa, y asistí perplejo, casi aburrido, sintiéndome incompetente para emocionarme con nada de lo que veía pero dándome cuenta pronto de que el culpable del desaguisado era yo, no eran los actores, magníficos, ni quien cuidó la excelente fotografía ni el diseño de producción, quizás tampoco la directora

Sanadores del siglo XXI

 

SANADORES DEL SIGLO XXI

Francisco Rodríguez Criado 

En su ensayo La curación por el espíritu (Mesmer, Mary Baker–Eddy, Freud), publicado en España por El Acantilado, el gran escritor austriaco Stefan Zweig afirma que “Nunca se ha demostrado todavía a lo largo de la historia la existencia de un método medicinal, por más absurdo que sea, que no haya ayudado al enfermo durante algún tiempo, gracias a la fe puesta en él”. Pensé en esta cita cuando escuché a Iñigo Errejón decir, la semana pasada, que Podemos podía acabar con la crisis en un día, y sin recortes. Este aserto hiperbólico demuestra que es falsa la tesis del PP de que los medios han aupado a Podemos a la primera línea de fuego de la política nacional. Lo que les ha aupado al cuasi éxito ha sido la fe. Una fe sencilla, ilusa, poco realista, pero medicinal en cualquier caso.

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp