Dos historias cortas de Miguel Bravo Vadillo

dos historias cortas, Bravo Vadillo

Todos sabemos que el alfabeto castellano tiene veintisiete letras y que, marcando como límite un número determinado de palabras, esas veintisiete letras pueden formar una cantidad de combinaciones sintácticas inmensa pero no infinita. Toda mi genialidad ha consistido en crear un programa informático capaz de ejecutar esa cantidad descomunal de combinaciones ajustándose a un número de palabras previamente fijado.

Historia corta de Hemingway: La capital del mundo

Hermingay en Cuba, cuento, Madrid

Hay en Madrid infinidad de muchachos llamados Paco, diminutivo de Francisco. A propósito, un chiste de sabor madrileño dice que cierto padre fue a la capital y publicó el siguiente anuncio en las columnas personales de El Liberal: PACO, VEN A VERME AL HOTEL MONTAÑA EL MARTES A MEDIODÍA, ESTÁS PERDONADO, PAPÁ; después de lo cual fue menester llamar a un escuadrón de la Guardia Civil para dispersar a los ochocientos jóvenes que se habían creído aludidos. Pero este Paco, que trabajaba de mozo en la Pensión Luarca, no tenía padre que le perdonase ni ningún motivo para ser perdonado por él. Sus dos hermanas mayores eran camareras en la misma casa. Habían conseguido ese empleo simplemente por haber nacido en la misma aldea que otra ex camarera de la pensión, que con su asiduidad y honradez llenó de prestigio a su tierra natal y preparó buena acogida para la gente que de allí llegase. Dichas hermanas le habían costeado el viaje en ómnibus hasta Madrid y obtenido su actual ocupación de aprendiz de mozo. En la aldea de donde provenía, situada en alguna parte de Extremadura, imperaban condiciones de vida increíblemente primitivas, los alimentos escaseaban y las comodidades eran desconocidas, y tuvo que trabajar mucho desde muy pequeño.

Sigue leyendoHistoria corta de Hemingway: La capital del mundo

narrativa_newsletterp

2 historias cortas de Paz Monserrat Revillo

Dos cuentos de la escritora Paz Monserrat Revillo, dos historias cortas que inciden en su serie de mujeres desesperadas. Dos relatos cortos para repensarse a uno mismo. 🙂

Paz Monserrat Revillo es una de las voces más prometedoras de la narrativa española actual. Ha coescrito libros de biología, materia en la que se formó académicamente, y el libro, en colaboración con Jordi de Manuel, 100 situacions extraordinàries a l’aula (Cossetània Edicions, 2014).

Puedes leer otras narraciones breves de Paz Monserrat Revillo en su blog Crónicas desenfocadas. O lee la entrevista que le hice con motivo de su libro de relatos Hormonautas (Nazarí, 2015)

Sigue leyendo2 historias cortas de Paz Monserrat Revillo

narrativa_newsletterp

Historias que me cuento, por Julio Cortázar

“[…] transmite principalmente que para acceder a la plena realidad, a la pura verdad es necesario tomar en cuenta dos aspectos de la realidad; la que aparece dada en nuestra vida cotidiana y la que se manifiesta en el plano maravilloso y ficticio, y fusionarlas como una. Por lo tanto es necesario borrar todo trámite que separa ambos aspectos de la realidad. Cortázar critica al hombre occidental por no apreciar la realidad en todas sus formas, de brindarle importancia solamente a la realidad que se presenta dentro de lo fáctico”. Ideas and Ideals

Historias que me cuento (Julio Cortázar)

Me cuento historias cuando duermo solo, cuando la cama parece más grande de lo que es y más fría, pero también me las cuento cuando Niágara está ahí y se duerme entre murmullos complacientes, casi como si también ella se estuviera contando una historia. Más de una vez quisiera despertarla para saber cómo es su historia (solamente murmura ya dormida y eso no es de ninguna manera una historia), pero Niágara vuelve siempre tan cansada del trabajo que no sería justo ni hermoso despertarla cuando acaba de dormirse y parece colmada, perdida en su caracolito perfumado y murmurante, de modo que la dejo dormir y me cuento historias, lo mismo que en los días en que ella tiene horario nocturno y yo duermo solo en esa bruscamente enorme cama.

Sigue leyendoHistorias que me cuento, por Julio Cortázar

narrativa_newsletterp

Una historia corta del Marqués de Sade: La mojigata

Historia corta del Marqués de Sade
Marqués de Sade

El señor de Sernenval, que rondaba los cuarenta años de edad, contaba con unas doce o quince mil libras de renta que gastaba con toda tranquilidad en París, y no ejercía ya la carrera de comercio que antaño había estudiado con miras a conseguir un cargo de regidor. Hacía algunos años había contraído matrimonio con la hija de uno de sus antiguos colegas, cuando ella tenía unos veinticuatro años. No había otra mujer con tanta frescura, con tanta lozanía y tan rellenita como la señora de Sernenval. Aunque no tuviera el físico de las Gracias, resultaba tan apetecible como la mismísima madre del amor, y aunque su apariencia no fuera precisamente la de una reina, emanaba de ella tanta voluptuosidad, con esos ojos tan amorosos y lánguidos, esa boca tan hermosa, esos senos tan redonditos y firmes, que era una de las mujeres más atrayentes de París.

Sigue leyendoUna historia corta del Marqués de Sade: La mojigata

narrativa_newsletterp

Una historia de realismo sucio

Chuck Palahniuk no deja indiferente a nadie. Su literatura gusta mucho… o no gusta nada. Este escritor estadounidense (1962) es conocido, entre otras obras, por la novela El club de la lucha, llevada al cine en 1999 por David Fincher, con interpretación de Edward Norton y Brad Pitt.

Miembro destacado de la Generación X (junto con Bret Easton Ellis, Irvine Welsh y Douglas Coupland), Palahniuk se caracteriza por ofrecer el lado oscuro de la vida, con tintes de realismo sucio.

Hoy os ofrezco una de esas historias de realismo sucio. Aviso: a algunos lectores puede resultarles desagradable. Se cuenta –ignoro si será verdad– que cuando Palahniuk leyó este cuento (“Tripas”) mientras promocionaba una de sus novelas, varias personas se desmayaron. Leyenda urbana o realidad, lo cierto es que se trata de una historia muy dura y por momentos desagradable.

Sigue leyendoUna historia de realismo sucio

narrativa_newsletterp